Menu

Un país fraccionado

- Posted in Especiales on Nov 15,2016

33398-faceoff-1459162032-169-640x480

Como todos fuimos testigos, el pasado 8 de noviembre, o más bien, en la madrugada del 9 de noviembre, se supo quién sería el nuevo presidente de los Estados Unidos, quien como sabemos y para gran sorpresa de mucha gente, el ganado fue el empresario Donald Trump.

Muchos, especialmente en México, teníamos la esperanza de que quedara electa la candidata Hillary Clinton, pero no fue más que una fantasía que se rompió el pasado miércoles. Al final todos nos pregunta ¿qué paso? ¿Por qué no ganó? Al final cuando se analiza un país, más allá de una muestra representativa, uno se da cuenta que Donald Trump no es el único que aún tiene en su mentalidad sus pensamientos racistas hacia cualquier raza que no sea blanco o personas que aún son machistas, incluyendo a las mismas mujeres, quienes representaron una ventaja el día de las elecciones.

Se esperaba que la candidata tuviera el apoyo de muchas mujeres en las elecciones, ya que por el hecho de ser mujer era fácil predecir que prefirieran votar por ella, lo cual no resultó de esta manera, por lo menos el 53% de las mujeres votaron por el empresario, ya que pensaban que Hillary no era la persona indicada para poder liderar al país, hubieron muchos factores involucrados como el caso de los emails o retomando algunos escándalos mientras su marido Bill Clinton fue presidente, lo que hizo que mucha gente no creyera en ella. Sin embargo gran parte de las mujeres votantes, tampoco creían que fuera buena candidata por ser mujer, lo que nos deja saber que el país más poderoso del mundo, a pesar del gran avance tecnológico y social que ha tenido, agregando que ese país fue creado supuestamente para recibir gente que escapaba de sus naciones para ir a un lugar “libre”, sigue muy arraigado a sus creencias machistas e incluso sus creencias racistas.

Y aunque seno-al-racismo ve aún lejana la opción de que este país tan influyente en el mundo pueda dar ese paso de romper con el machismo o el racismo por completo, por lo menos podemos decir que si hay un gran número de la población apoyando esa iniciativa, claramente lo podemos ver ya que estas han sido las elecciones que literalmente han fraccionado el país, lo vemos con las iniciativas de estados como California que quiere separarse del país por haber elegido a una persona racista y machista, además de que hay una guerra interna en todo país, ya que como es obvio al tener un presidente que apoya la violencia contra personas no nativas del país o personas de otras razas, los ciudadanos se ha vuelto locos al insultar descaradamente, no por nada se han hecho una cadena de twits en los que declaran la violencia que han sufrido la gente de color, los latinos, o personas de los países árabes a tan sólo un día de haber sido electo Trump.

Realmente es difícil adivinar qué pasará realmente mientras dure el mandato de Trump, más allá de las proyecciones económicas, que nos afectarán fuertemente, pero socialmente se está creando una revolución que aún no se puede adivinar en qué terminará, de lo único que podemos estar seguros, es que ahora más que nunca debemos apoyarnos para no sufrir grandes repercusiones económica y socialmente.

Leave a Reply